Estrategias para almacenamiento selectivo

Estrategias para almacenamiento selectivo

Estrategia de distribución selectiva

El inicio de un sistema de almacenamiento suele plantear desafíos, para ello la toma de decisiones acertadas en un inicio resulta esencial para alcanzar el éxito. Sin embargo, entre las diversas cuestiones que deben abordar las empresas, una de las más cruciales es la adopción de prácticas efectivas en el sistema de almacenamiento logístico, como las estrategias de distribución selectiva.

Las estrategias de distribución abordan la planificación y ejecución de cómo una mercancía llega al consumidor final, en esencia se busca asegura que la mercancía esté disponible en el lugar correcto y en el momento adecuado

En el panorama actual, hay diversas metodologías para potenciar la productividad empresarial, ya sea mediante una eficiente distribución de pasillos en el almacén o, de manera más específica, a través de la una nueva distribución de las estanterías, sin embargo, al focalizarnos en las estrategias de distribución, sobresalen especialmente aquellas como la distribución selectiva, intensiva y exclusiva.

¿Qué es distribución selectiva? Está basada en la selección de los puntos de venta y establecimientos concretos que mejor se adaptan al modelo de negocio de cada empresa.

En cuanto a sus ventajas, destacan las siguientes:

  • Mayor control en inventario: cuando se aplica la distribución selectiva de un grupo de mercancías, la empresa puede ejercer un mayor control sobre cómo se presenta la marca y cómo se manejan los productos en el mercado.
  • Mejor representación en el punto de venta: la empresa puede asegurarse de que sus mercancías se distribuyan de manera eficiente y oportuna en los puntos de venta.
  • Selectividad en el mercado: La empresa operará en los mercados que mejor se identifiquen con su mercancía.
  • Ahorro en los gastos de distribución: al tratarse de una opción más selectiva, se reducen los gastos logísticos de transporte.
  • Exclusividad: la distribución selectiva puede crear una sensación de exclusividad al limitar la disponibilidad. Aumenta la percepción de que la mercancía es de alto valor y atrae a consumidores que buscan productos únicos y de calidad.
  • Calidad del producto: El servicio que ofrece la marca mantiene su estándar de calidad y, por tanto, su buena reputación.

Asimismo, esta estrategia de distribución no es conveniente para todos los modelos de negocio. Estas son algunas de sus desventajas:

  • Menor acceso al producto: al estar disponible solo en algunos establecimientos.  
  • Mayor gasto publicitario: se disminuye la popularidad de las mercancías, la empresa tendrá que invertir más en marketing y publicidad.

Ejemplos de distribución selectiva, destacamos:

Importante determinar la rentabilidad de la empresa en el mercado solo a través de puntos de venta selectivos, puede resultar una decisión compleja y dependerá de los objetivos globales del negocio. En ocasiones se pueden perder oportunidades masivas y de oferta, pero a largo plazo ayuda a aumentar el prestigio de la empresa en su mercado objetivo. 

Se debe de considerar algunos criterios como el tamaño, imagen, servicios y prestaciones del distribuidor. Algunos ejemplos de distribución selectiva son:

  • Electrodomésticos, informática y electrónica, empresas de este sector apuestan por una distribución selectiva, con la que autorizan a ciertos distribuidores a vender sus productos a través de sus propias tiendas el distribuidor debe de contar con una buena selección en sus estanterías metálicas, resguardando cuidadosamente las mercancías de carga más pesada.
  • Lo mismo sucede con marcas cosméticas de lujo, que para asegurarse de mantener su reputación y exclusividad escogen sólo a distribuidores selectivos.

En ALPER nos especializamos en la fabricación de racks selectivos para almacenes industriales. Ofrecemos sistema de almacenamiento al requerimiento de cada empresa.